Seguidores

martes, 26 de julio de 2011

Dos lágrimas de Sangre.

Uno de esos días de rareza inexplicable, de situaciones extrañas y sentimientos apagados, y de repente ves que todo aquello no significaba nada, que a la primera de cambió todo se le olvida y sigue feliz en su camino. ¿Qué puedes hacer? Nada, salir a la calle, sonreír como cada día hacías, con sus falsas sonrisas y sus ojos llorosos. Y llegar a casa y romper el silencio y que te coma la soledad entonces, justo entonces, en ese momento te das cuenta de que todo ese tiempo no ha valido para nada, que ahora no le importa y que nunca le ha importado, que los te quiero no eran de verdad y que tu vida vale eso, Nada.



Mi para siempre es de verdad, en mi corazón.

2 comentarios:

  1. Muchiisimas gracias, por pasarte! Me encanta esta entrada!
    Un besine ^^

    ResponderEliminar